18.3.12

Juguetes Marx ® / Plastimarx ®


Manuel Díaz Barreiro / Juguetes Marx (Licencia de Louis Marx & Co.)
Manuel J. Othón 261 / México DF
1952 -1957
Manuel Díaz Barreiro / Plastimarx S.A. de C.V.
Manuel J. Othón 261 / México DF
Adolfo Prieto 912 / México DF (c.1970)
1957 - 1979
Plástico
152mm / 54mm

A principios de la década de 1950, siguiendo su política de establecer factorías fuera de los Estados Unidos (Inglaterra, Japón y Hong-Kong), la firma estadounidense Louis Marx & Co. se instala en la ciudad de México con el objetivo de manufacturar y distribuir sus juguetes en dicho país. Para ello, se asocia al industrial mexicano Manuel Díaz Barreiro que, en junio de 1952, queda como titular de la marca Juguetes Marx. Exactamente cinco años después, en 1957, la denominación de la firma cambia a Plastimarx.
A nivel internacional, entre varias líneas de juguetes, Louis Marx & Co. produce diversas series de miniaturas militares muy realistas como Warriors of the World (Guerreros del Mundo) y Generals of World War II (Generales de la Segunda Guerra Mundial) presentadas en cajas con piezas individuales. Asimismo, a fines de la década de 1950, presenta sus novedosos Playsets: conjuntos de soldaditos o indios y cowboys en cajas con accesorios como fuertes, edificios, castillos, cañones y otros pequeños objetos que sirven para recrear un detallado entorno histórico. Estos conjuntos están inspirados en largometrajes de acción como Fort Apache (Fuerte Apache), Desert Fox (El zorro del desierto), Ben-Hur, The Alamo, The Guns of Navarone (Los cañones de Navarone) y series de televisión como Adventures of Rin Tin Tin (Las aventuras de Rin Tin Tin), Davy Crockett, The Rifleman (El hombre del rifle) y Zorro, entre otras.
En México, además de fabricar los tradicionales juguetes de hojalata, como el Tanque Machincuepas (versión local del Sparkling Tank), manufactura su serie de figuras de seis pulgadas (152mm) en plástico. El éxito de estos productos resuena por años a través de su leit-motiv "Son bonitos, son durables, son juguetes Plastimarx", en las diversas campañas publicitarias pautadas en los medios de comunicación mexicanos.
En 1972, Louis Marx vende su enorme compañía a la cerealera Quaker Oats que decide suspender la producción de la serie de juguetes bélicos, dada la imagen negativa que tiene la Guerra de Vietnam en la población de los Estados Unidos y en la opinión pública internacional.
Díaz Barreiro continúa con la firma Plastimarx en México, renovando la marca en 1975. Sin embargo, según la Gaceta de Marcas Registradas, en 1979 la titularidad de la misma pasa a manos de Artefactos Plásticos S.A. En los años siguientes, el derecho de uso de la marca es enajenado respectivamente a Artempaque S.A., en 1990, y a Central Impulsora S.A., en 1997.
Una década después, en 2007, la firma Maquinado de Maderas Diana de Puebla, solicita el registro de la marca Plastimarx lo hace divertido, que se le concede en 2008. Ese año, con esta nueva versión de la marca, salen a la venta las reediciones de modelos antiguos de Louis Marx & Co., como las tropas mexicanas del set Davy Crockett at the Alamo, con sus tradicionales chacós, denominados "Legionarios".

 Extracto de la Gaceta de Marcas Registradas de 1952

Extracto de la Gaceta de Marcas Registradas de 1957

 Francotirador del Ejército Soviético

Tirador del Ejército Alemán
(Imágenes por cortesía de William Nutting)



Reedición de las tropas mexicanas del set
Davy Crockett at the Alamo, denominadas "Legionarios",
de la marca Plastimarx lo hace divertido.